La Cigüeña: Significado y simbología

Manuel G | 11 Abril 2019

Cegonha

La cigüeña es un ave que representa el buen augurio, un símbolo de fertilidad y nacimiento, y de respeto y amor de los hijos hacia sus padres.

En Oriente, la cigüeña es un símbolo de inmortalidad y longevidad.

Las cigüeñas se alimentan de serpientes y es por esto que es considerada un ave enemiga del mal, antisatánica, que simboliza a Cristo ya que la serpiente se relaciona con el anticristo y lo satánico.

La postura de la cigüeña apoyada en una sola pata, como el flamenco, evoca el simbolismo de la contemplación y la concentración.

La cigüeña como símbolo de longevidad

La cigüeña es un símbolo de longevidad ya que se le asigna la facultad de vivir muchos años. Se cree que la cigüeña puede vivir hasta los 600 años sin ningún problema. Cuando deja de comer, sólo bebe, se vuelve negra y se va secando hasta que muere alrededor de los 2.000 años.

La cigüeña como símbolo de piedad familiar

Esto de la pieda familiar no es otra cosa que respeto y amor de los hijos hacia sus padres. Se cree que las cigüeñas alimentan a sus padres ancianos. Además, las cigüeñas son animales dedicados a sus polluelos, monógamos y dedicados enteramente a la protección de la familia.

La cigüeña como símbolo de fertilidad

La relación entre la cigüeña y la creencia de que las cigüeñas representan la fertilidad y el nacimiento, proviene de la creencia de que son las cigüeñas las que traen a los bebés debido a su naturaleza migratoria y monógama, correspondiente a su retorno al despertar de la naturaleza. Hay otras creencias que atribuyen a la cigüeña el poder de causar la concepción. Es ella la que ayuda a que haya fecundación en la noche de las cigüeñas o noches de abril.