5 cosas que nunca debes hacerle a tu pareja en público

Manuel G | 06 Julio 2022

20220706200839

Respeto. Esta es una de las palabras más importantes en una relación amorosa. Es esencial que la pareja recuerde siempre que debe tratar al otro como desea ser tratado. Si a ti no te gusta exponer tu intimidad, ¿por qué gritas entonces, en público y a los cuatro vientos, las debilidades que tiene tu pareja? ¿O criticas con frecuencia a su grupo de amigos? Descubre aquí 5 actitudes que son realmente dañinas y debilitan el compromiso que tienes con el otro.

Crítica excesiva

Hacer una crítica constructiva que le ayude a destacar en una actividad está bien. Pero reprochar todo lo que hace la otra persona, degradándola y mostrando desprecio por lo que quiere ser, es tóxico. Además, esta postura demuestra que la relación no es un lugar seguro para él o ella.

No os convirtáis en un saco de boxeo

Bromas despectivas, que no son graciosas, porque hieren y demuestran que no te importa esa persona que es parte cotidiana de tu vida. Si las supuestas bromas se han vuelto ofensivas, detente y habla con tu pareja, para averiguar dónde se encuentra el límite.

Evita compartir detalles de tu vida amorosa con los demás

Todo el mundo tiene problemas. Pero no es necesario que todo tu círculo de amigos conozca tus defectos, incertidumbres e incluso las discusiones que se producen entre tu pareja y tú. A menos que se trate de una persona de confianza, a la que puedes pedir consejo, no vayas mostrando detalles de tu vida íntima a todo el mundo. Esto hace que se pierda la confianza.

No trates al otro como un niño

Evita dar instrucciones a tu pareja sobre lo que debe o no debe hacer. Puede no parecerlo para el que "coordina", pero para el otro es como si no fuera capaz de realizar una tarea sencilla. Si tienes que enseñarle algo, coméntale cómo te gustaría que lo hiciera. Pero no vayas por ahí mandando y mandando, como si tu pareja aún no hubiera aprendido a caminar.

Deja de contradecir a tu pareja en público

Cuando la otra persona esté hablando, y este es un consejo para cualquier relación social, no interrumpas. Y tampoco corrijas. ¿Ha dicho algo equivocado? Espera el momento oportuno y aconséjale cómo debe decirlo la próxima vez. Corregir a la otra persona delante de la gente o atropellar una conversación es humillante e irrespetuoso.

Relacionados

Hits