El padre Cáncer: La relación que tiene con sus hijos

Manuel G | 29 Marzo 2022

padre con su hijo 07

Los nativos del signo de Cáncer son las personas más paternales del zodiaco y suelen estar muy involucrados en las tareas domésticas y familiares. Un hombre de este signo tiene claras sus prioridades: formar una familia y honrar su propio hogar.

No hay nadie más firme y decidido que un hombre Cáncer, pero tampoco hay nadie que se aferre a la comodidad y odie tanto los cambios como él. Para los cancerianos, la vida avanza en una sola dirección y todas las posibilidades que implican cambios repentinos no son bien vistas por ellos.

No temen la incertidumbre. Creen en la acción y la reacción, en que nuestras acciones, aunque sean buenas, nos llevarán a cosas buenas, como logros, éxitos o esperanza. Por eso son muy frágiles ante los reveses de la vida y buscan caminos estables. Por ello, no suelen comunicarse con misterios o ambigüedades. Al contrario, son de los que leen la letra pequeña antes de firmar un contrato, porque realmente tienen la paciencia necesaria para tratar en profundidad los temas más complejos.

Es sincero y afectuoso

Para los padres del signo de Cáncer, el amor no es una tarea fácil. Se trata de una situación controvertida, de un tira y afloja entre voluntades, de una construcción que se realiza sobre muchos supuestos y muchos desacuerdos. Cáncer, que ama la claridad, suele ser muy sincero en sus sentimientos y también en sus actitudes.

Saben intuitivamente lo que hay que hacer para progresar y criar niños hermosos. No dudan en llamar la atención cuando lo considera necesario y no escatima en gestos de amor, exponiendo siempre sus sentimientos. Saben animar y acompañar, por lo que estimulará a sus hijos y apoyará todas sus ideas y sueños.

El hogar es muy importante para él

Creen firmemente que la unidad es la mayor fuerza de un hogar y están dispuestos a darlo todo por su familia. Como entienden perfectamente lo que implica la responsabilidad, los nativos de Cáncer son grandes trabajadores, responsables y aplicados. Un canceriano no faltará jamás al trabajo.

Puede ser muy conservador y riguroso

Tal vez su mayor defecto radique en la forma en que se aferran a la tradición y odian el cambio. No permiten que los demás se salgan de los cauces normales ni violaciones a sus "códigos de honor". Y por eso necesitan aprender ser más espontáneos y a disfrutar de la vida un poco más.