Cómo conquistar a un hombre CAPRICORNIO y evitar que te deje

Manuel G | 24 Abril 2022

el hombre capricornio en el amor como seducirlo

¿Te gusta o estás enamorada de un Capricornio? Los nativos de este signo del zodíaco son bastante retraídos al principio, pero si rompes el hielo, descubrirás un hombre que puede aportarte todo lo que necesitas. En este artículo te daremos una serie de consejos para que puedes convertir a este caballero en tu media naranja.

El hombre Capricornio... Buena suerte. La primera vez que lo veas, no querrás acercarte a él: ojos severos, billeteras ordenadas, pantalones planchados y conversaciones serias. ¿Un tipo cuadriculado? Un poco, pero podemos decirlo de otra manera. El hombre Capricornio es un hombre muy cuidadoso. No se abre fácilmente y no confía en la primera persona que llega. Sólo cree en sí mismo (sin pretensiones). Cuida su dinero, sus ahorros, su techo, su familia.

También es un gran práctico, le gusta que las cosas tengan SENTIDO. Piensa mucho, es racional y no escucha mucho a su corazón (o a su pene); sólo a su cabeza. Quiere tener un control total sobre sí mismo y sobre su vida en general. Pero no te preocupes, cuando hurgas un poco, te das cuenta de que puedes hacer que se ría de él mismo y que es francamente más tierno de lo que aparenta.

- Los tres signos astrológicos más compatibles con Capricornio: Cáncer (por su lado sensible, transmitido por la vida), Virgo (porque es cuadrada, a la vez que muy dulce), Piscis (por su faceta de gran soñadora).

- El signo con cero posibilidades: Leo, por su tendencia a creerse demasiado.

¿Cómo le conquisto?

Se desconcertante. Porque en realidad (si, si), al hombre Capricornio le gustan las mujeres imprevisibles. De lo contrario, se aburre. Necesita diversión, estar a bordo, pasarlo bien, poder guardar su rigidez en el armario y vivir un poco. Pero no le des prisas. Le gusta su zona de confort y pese a que espera abandonarla (de vez en cuando), en los brazos de una chica como tú, no lo sacudas ni le recuerdes que su carácter demasiado cuadriculado es el de un aguafiestas. De modo que arrástralo a tu mundo de alegría (esperando que no seas Capricornio con ascendiente Capricornio) mientras permaneces dulce y benevolente. Muéstrale lo seria que tú también eres. Porque, aunque a veces tengas la cabeza en las nubes también tienes los pies en el suelo. Esto le tranquilizará si planeas abrir una cuenta conjunta dentro de tres años.

Una vez que has cruzado todas las barreras y el Capricornio se ha abierto a ti, descubres que es bastante agradable y tierno. Además, consigue soltarse un poco gracias a ti. Así que mantén el ímpetu. Continúa haciéndolo vibrar, relajándolo, mostrándole lo divertida que es la vida cuando uno adquiere un poco de flexibilidad. Pero sin darle mucha importancia (una y otra vez), porque los estilos de vida «vivir al día» (que en su opinión denotan una falta de responsabilidad), le incomodan. Y si se molesta porque el restaurante es caro, o porque salir a la mar por capricho es peliculero, aprende a aceptar sus frenos y su desconfianza. Todavía tienes la oportunidad de estar con un chico que conoce sus límites.

En el sexo, el Hombre Capricornio piensa mucho, así que, en el lado sexual, concédele confianza, sé dulce y demuéstrale que puede rendirse completamente a ti. Debes saber que los Capricornio se sienten tan atascados en la cama como en la vida.

Y si algún día quieres dejarlo, sé comprensiva, porque posiblemente, después de la ruptura le dará mil vueltas al asunto. Para evitar que sufra, puedes simular estar completamente chiflada, acusarle de ser un grano en el culo, y sobre todo sisarle su dinero (sí, a él, que ha estado ahorrando desde que tenía cinco años). Debería enfadarse mucho, así que le dirás que lo sientes mucho, pero tienes un tren que coger porque has decidido salir al mar por capricho. No obstante, si quieres hacer las cosas un poco más limpias, entonces habla con él como una adulta y explícale CONCRETAMENTE por qué crees que vuestra relación ya no funciona. Condición sine qua non para que pueda superarlo.