Hombre Libra, Mujer Piscis: Mucho que ofrecerse mutuamente

Manuel G | 13 Julio 2022

LIBRA PISCIS

Dos signos con mucho que ofrecerse mutuamente.

El Libra cae rápidamente bajo el hechizo de esta mujer inalcanzable, misteriosa, que lo maneja a su antojo, a él, uno de los grandes seductores del Zodiaco. La delicadeza y la amabilidad de la Piscis, son irresistibles para él.

Romántica, sensible y superficial, la mujer Piscis aprecia mucho la amabilidad del Libra y le encanta que este hombre le preste toda su atención y le tenga en cuenta para sus planes. Cuando está con él, se siente más confiada, más segura de sí misma, aunque tampoco lo necesite demasiado.

Juntos, vivirán una gran historia de amor, aunque llena de inestabilidades y dudas. El Libra a veces tiene tendencia a postergar las cosas, a veces no sabe realmente dónde se encuentra y siempre tiene dudas a la hora de comprometerse. Le cuesta tomar decisiones importantes. Por su parte, la mujer Piscis es muy insegura. Sueña con un amor perfecto, con el hombre ideal. Así, tomar decisiones en cosas importantes como formar una familia o la compra de su primera vivienda puede llevarles una eternidad. Necesitan pensar las cosas bien y solo dan el peso si están convencidos al 100% de que todo saldrá bien y las dificultades serán mínimas. Desgraciadamente, la vida actual está lejos de ser estable por lo que deberán aprender a tomar también algunos riesgos.

La sensibilidad común y la gran complicidad existente entre ambos serán suficientes para superar los obstáculos que surgirán debido a sus diferentes temperamentos.

Como pareja, las cosas no siempre serán fáciles. A la larga, ambos pueden llegar a irritarse mucho por las indecisiones del otro miembro de la pareja. Esto supone un gran impedimento a la hora de hacer realidad sus deseos, y seguir adelante con la relación. A veces, necesitarán que alguna persona externa a la relación intermedie para que ellos den un paso hacia delante.

Generalmente, cuando las cosas no van muy bien entre ellos, la mujer Piscis se refugia en sus sueños, en su mundo imaginario mientras que el hombre Libra encuentra una salida en la seducción de otras mujeres. El diálogo se vuelve entonces extremadamente difícil y la convivencia se vuelve poco agradable.

Juntos, el hombre Libra y la mujer Piscis no saben a dónde van, algo que es desestabilizador, pero que no les impide vivir una historia llena de romanticismo y sensualidad. Sólo es necesario que ambos pongan de su parte para que mejore el entendimiento entre ambos. La Piscis a veces tendrá que hacer un esfuerzo para mantener los pies en el suelo mientras que el hombre Libra deberá madurar y aprender a tomar decisiones de una vez.