La Historia de Marruecos contada en 1000 palabras

La población autóctona marroquí, anterior a la llegada de los árabes, estaba representada por los beréberes, pueblo cainita extendido por todo el noroeste de África con el que entraron en contacto, en el siglo xi antes de Cristo, los fenicios, que instalaron factorías costeras e introdujeron el aprovechamiento del hierro y el cultivo de la vid. Los beréberes asimilaron el alfabeto púnico de los sucesores de los fenicios, los cartagineses, cuya escritura, el tifinagh, se ha conservado hasta décadas recientes. Bajo la dominación romana, iniciada en el 42 antes de Cristo, se creó la Mauritania Tingitana en las llanuras del norte y se introdujo la religión cristiana entre la población autóctona.

historia marruecos

El Islam

A los romanos les sucedieron la efímera dominación vándala y la invasión de los bizantinos, que se limitaron a ocupar unos cuantos puntos en la costa mediterránea, hasta que se produjo la invasión árabe (siglo vii), que provocó la rápida isíamización de los clanes beréberes. Estos, que abrazaron pronto con ardor la fe musulmana, participaron activamente en la conquista de la península Ibérica.

En el siglo xi, la reforma islámica aImorávi- de logró dominar Marruecos y casi toda la península Ibérica. El Imperio almorávide, que estableció su capital en Marrakech, fue derrotado a mediados del siglo xn por otro movimiento religioso reformador, el almohade (monoteísta). Los almohades consiguieron unificar todo el Magreb bajo dominio beréber, aunque las rivalidades internas entre sus diversos clanes debilitaron pronto al Imperio, enfrentado militarmente a los cristianos en la península Ibérica (derrota almohade en las Navas de Tolo- sa, 1212) y a los beduinos árabes en el este. A mediados del siglo xm el Imperio se desintegró en tres reinos independientes, lo que prefigura ya la posterior división magrebí en varios estados.

El peligro exterior cristiano aglutinó a los diferentes grupos y clanes marroquíes en torno a la dinastía jerifiana saadita (1554-1659), que extendió su influencia hasta el río Níger, al otro lado del desierto del Sahara, para controlar la ruta del oro, la sal y los esclavos.

En la segunda mitad del siglo xvn, la nueva dinastía jerifiana de los alauitas (en el poder actualmente), procedente de la región de Tafiíalt, al sudeste del Alto Atlas, logró imponer su poder en las llanuras, pacificar todo el interior de Marruecos y contener la expansión española en el norte.

Reparto colonial

A comienzos del siglo xx, Francia y España eran los dos estados europeos más interesados en el control de Marruecos, mientras que Alemania, erigida en defensora del reino alauita, abogaba por una total independencia. La Conferencia de Algeciras (1906), que reunió a los representantes de las trece potencias más fuertes del momento, reconocía la independencia de Marruecos, pero otorgaba a Francia y España la custodia de los puertos: Rabat, Mazagán, Safi y Mogador para los franceses, Tetuán y La- rache para los españoles, y Tánger y Casablan- ca bajo una policía mixta.

Sin embargo, en 1912, la Convención de Fez instauraba el protectorado. Se reconocía la soberanía del sultán, pero este debía aceptar la presencia de un comisario general francés. España se quedó con la franja septentrional, exceptuando Tánger (bajo régimen internacional desde 1923). Será precisamente esta zona rife- ña la que se verá más afectada por sublevaciones antícoloníalistas, sobre todo la dirigida por el emir beréber Abd el-Krim, que aspiraba a crear un estado independiente en el norte de Marruecos y recibió apoyo alemán y británico. Hasta 1927 no consiguieron las tropas francesas y españolas terminar con la rebelión rifeña, consiguiendo así afirmar la autoridad formal alauita en todo el territorio.

Ya en la década de los cuarenta surgió con pujanza el movimiento nacionalista, representado por la organización Istiqlal (Independencia), que contaba con las simpatías del sultán Sidi Mohamed Ben Yusef. Los franceses, por su parte, contaban con el apoyo de El-Glaui, pacha de Marrakech, adversario del sultán, y de los grandes terratenientes, temerosos del nacionalismo. En 1953, el sultán fue depuesto y desterrado, y fue sustituido por el candidato de El-Glaui, Muley ben Arafa. Este hecho provocó la intensificación de las revueltas nacionalistas, con graves atentados contra los intereses franceses y los del nuevo sultán. El agravamiento de la situación obligó a los franceses a deponer a Muley ben Arafa e instaurar de nuevo en el trono al legítimo sultán, ahora con el título de rey Mohamed V (6 noviembre 1955).

Independencia

En 1956 Marruecos recuperó su independencia, reunificando los protectorados francés y español y la ciudad de Tánger. A la muerte de Mohamed V, en 1961, accedió al trono su hijo Hassán II, que centrará su política exterior en las reivindicaciones territoriales sobre partes de Argelia, toda Mauritania y la colonia española del Sahara Occidental. Estas reclamaciones originarán en 1963 la primera guerra fronteriza africana, librada brevemente entre Marruecos y Argelia, en disputa por el control de Tindouf, que finalmente permanecerá en manos argelinas.

En 1971 y 1972 se produjeron dos intentos militares de golpe de estado. La reacción del monarca provocó el desmantela miento de la jerarquía militar, acaparando él aún más poder en sus manos, creando un auténtico gobierno personal que sería reforzado por el contencioso de la descolonización del Sahara Occidental, que aglutinó en torno al trono a casi todos los partidos políticos, incluidos los de la oposición de izquierda.

Desde que las tropas españolas abandonaron el Sahara Occidental, en 1976, Marruecos se ha visto envuelto en una costosa guerra en ese territorio, en la que se ha consumido anualmente alrededor del cuarenta por ciento del presupuesto del estado y que ha paralizado la vida política interna.

Relacionados

sudafrica apartheid

Historia de Sudáfrica contada con 1500 palabras

El poblamiento más antiguo de Sudáfrica estuvo…
angola 11

La historia de Angola contada en 600 palabras

Durante casi cuatrocientos años, a partir de su…
Libia 108

La historia de Libia contada en 1000 Palabras [hasta Gadafi]

A grandes rasgos, Libia ha experimentado una…
zimbabue 9

La historia de Zimbabue en solo 1000 palabras

Los primeros pobladores de Zimbabwe fueron grupos…
Lesoto 15

La historia de Mozambique contada en 500 palabras

Como en otros países del África austral, los…