Descubre cómo es la sexualidad con cada mujer del Zodiaco

Manuel G | 13 Abril 2022

bonita pareja 36

No todas las mujeres son iguales a la hora de hacer el amor. Las hay extrovertidas y tímidas. Unas buscan nuevas experiencias y se lo pasan bien probando posturas diferentes, mientras que otras se decantan por una relación tranquila y predecible.

¿Cómo eres tú y qué es lo que buscas en tu pareja? Tal vez te guste utilizar juguetes sexuales, o hacer el amor en lugares insólitos. En todo caso, es preciso que busques una mujer que tenga tus mismos gustos, para que la aventura en la cama haga que salten las chispas y sea algo verdaderamente increíble para ambos. En este artículo puedes comprobar si la chica de tus sueños te proporcionará el placer que necesitas. Busca su signo y averigua cuáles son sus preferencias sexuales.

La mujer Leo

En el nivel sexual, la mujer de Leo es bastante extrovertida. Su pareja debe ser imaginativa para satisfacer su necesidad de renovación constante.

Su regente es el sol, con todo su fuego, que la convierte en una mujer fogosa y para ella la relación comienza desde el beso o la caricia inicial. La previa es fundamental y espera que el hombre trabaje para darle placer.

Bajo su apariencia orgullosa y dominante, esconde mucha sensibilidad y ternura. Ella puede dejarse caer en brazos de su amante como una niña.

La mujer de Leo cree que es la mujer de una gran historia de amor. Cuando conoce al hombre capaz de sacar todo su potencial, ella es la más fiel de los amantes.

La mujer Cáncer

En astrología, la mujer de Cáncer se considera romántica pero introvertida. Un día puede ser apasionada, el otro indiferente. Sus deseos cambian según su estado de ánimo. El otro debe tomarlo con calma y aceptar la situación.

Si se instala la complicidad entre su pareja y ella, ella se entrega sin complejos. Si, por el contrario, un detalle la perturba, está contenida o incluso probablemente rechace al amante ardiente. Su sexualidad y su erotismo evolucionan según la confianza que sienta en el otro.

Cariñosa, gentil pero también imaginativa, es capaz de un erotismo que lleve a los dos amantes al placer supremo. Aunque parece una persona que se deja dominar por el otro, en realidad muchas veces toma la iniciativa. A pesar de todo, ella necesita constantemente que esposo la tranquilice y le confirme que la ama.

La mujer Acuario

En general, la mujer de Acuario da la impresión de que no es demasiado exigente en términos carnales. Ella es más cerebral que sexual. Sin embargo, le encanta tomarse su tiempo para descubrir al otro tanto física como intelectualmente.

No necesariamente mezcla sexo con amor, puede tener relaciones ocasionales, sobre todo si es con alguien con quien siente una cierta vibra sexual.

A veces impredecible, le gusta probar nuevas experiencias y vivir nuevas situaciones. Ella es una aventurera que disfruta de las emociones, si confía en el otro no tiene ningún tabú.

Cuando su deseo por el otro es profundo, no se demora y se entrega sin restricciones. Es muy seductora y no tendrá que hacer esfuerzos para que su pareja quiera seguirla a la cama.

La mujer Capricornio

La mujer de Capricornio muestra una cierta reserva durante sus relaciones sexuales. Ella no se entrega fácilmente por miedo a decepcionarse. Al principio, seguidora del tradicionalismo, no muestra mucha creatividad o fantasía. Sin embargo, en el fondo, esconde los deseos de placeres intensos.

Es una mujer que vive una sexualidad llena de inhibiciones y dudas, pero que puede dejar de lado si se siente cómoda con su pareja. Su compañero debe ser paciente y convincente para llevarla al séptimo cielo. Sus necesidades emocionales son infinitas, pero no debemos apurarla.

Una vez que sus inhibiciones desaparecen, la mujer capricorniana enamorada puede demostrar ser una buena amante y cumplir todos los deseos de la otra persona.

La mujer Sagitario

En astrología, el signo de Sagitario junto con Escorpio es el más adicto al placer carnal. Así es como la mujer de Sagitario vive su sexualidad sin tabúes y siempre con alegría. No es un ser complicado, cumple sus deseos y los del otro sin inhibición. Ella quiere vivir un sexo apasionado e intenso. A menudo toma la iniciativa, puede llegar a ser la que domine y anime las travesuras. A pesar de todo, ella necesita una pareja romántica que le haga el juego del cariño antes del sexo.

Para que la relación dure, las relaciones íntimas deben tener un lugar privilegiado en la pareja y ser frecuentes. Cuando encuentra al hombre de su vida, que la satisfaga tanto en su vida cotidiana como en su vida sexual, la solidez de su pareja ya no está en duda.

La mujer Escorpio

En astrología, los y las nativas de Escorpio son los más sexuales del zodiaco. Fogosa necesita de amantes liberales. Le da gran importancia a los placeres de los sentidos, por eso la mujer de Escorpio asume su libido con pasión e intensidad. Lo que la impulsa es el deseo. Para ella el sexo no es tabú, es parte esencial de la vida. Muy erótica y exigente, se entrega al otro sin restricciones. Necesita un amante que satisfaga todos sus deseos y que muestre mucha imaginación. Lista para vivir experiencias nuevas y peligrosas, ella le exige mucho a su pareja.

La mujer escorpiana es una persona amorosa y generosa. Ella también da mucho. Ella sabe cómo hacer que su amante viaje lejos durante sus relaciones íntimas y, en general, alcanzan el nirvana juntos.

La mujer Libra

La mujer de Libra busca el equilibrio y la afinidad con su pareja. Solo bajo estas condiciones florece sexualmente. Ella aprecia los gestos tiernos y las palabras amables, no le gusta lo brusco. Así que si vas a querer sexo con ella tendrás que hacer una previa con cierto romanticismo e ir de a poco.

Sin embargo, el sexo no es plano exclusivo de una pareja estable; si no la encuentra disfrutará del aspecto carnal con otras personas.

Disfruta de cada momento del acto de amor y se entrega plenamente cuando tiene pruebas de que el otro se está preocupando también por su placer. Cuando está muy enamorada puede aventurarse en juegos eróticos y darle un poco de sabor a sus relaciones íntimas.

La mujer Virgo

En el campo de la sexualidad, la mujer de Virgo también se muestra pensativa y tranquila, de hecho, descifra cada emoción, cada sentimiento. Ella prefiere estar tranquila y frenar sus impulsos, en lugar de ceder a la tentación. La mujer de Virgo desconfía de los demás, pero también de sí misma y de lo que su cuerpo puede hacerla sentir. Ella trata de hacer malabarismos entre su lado apasionado y soñador, y el que quiere dominar todo.

Virgo mezcla todo el tiempo el sexo con el amor y prácticamente no se permite el sexo sin cariño, pretende tener una mínima relación con la persona con la que se acuesta.

Si bien le gusta el sexo, se le hace difícil relajarse porque piensa demasiado.

Sin embargo, la nativa de Virgo podrá liberarse de esas ansiedades cuando conozca a la pareja ideal. El ideal será un hombre que pueda tranquilizarla y restaurar su confianza para que ella pueda revelar sus deseos y expectativas.

La mujer Géminis

Para la mujer de Géminis, el placer carnal y la comunicación están vinculados. Pero para ser feliz y sentirse realizada puede darle rienda suelta a sus fantasías e imaginación. Ella ama los nuevos descubrimientos y las experiencias innovadoras. Por lo tanto, su compañero debe estar de acuerdo con esta sed de curiosidad.

Para que se brinde sin restricciones, las palabras y los juegos son importantes. A ella le gusta sentirse halagada. Un toque de romance por parte del otro puede derretirla.

Es bastante demandante, esto quiere decir que deberás estar dispuesto a hacer el amor varias veces por semana porque no se siente satisfecha fácilmente. Si la falta de sexo entra por la puerta, el amor se va por la ventana.

Inventiva y creativa, la mujer geminiana puede darle vida a las relaciones íntimas si su estado de ánimo es bueno, pero si no se encuentra de humor o emocionalmente bien no querrá hacer el esfuerzo de acostarse contigo.

Cuando encuentra al amante que es capaz de inventar constantemente nuevos juegos eróticos se siente plena.

La mujer Tauro

En astrología, la mujer de Tauro no disocia la sexualidad de los sentimientos. A ella le gusta el contacto físico, pero debe haber algo más allá del cuerpo, que la atraiga de la persona con quien está. Sin embargo, segura y sinceramente enamorada del otro, se entrega sin restricciones.

Durante sus relaciones íntimas, ella exige mucho de su pareja. Desea que la haga sentir total placer y se esfuerce por conocer su punto G. Generosa, ella le devuelve cien veces lo que él le da.

Incluso siendo bastante clásica en la privacidad, no está en contra de llevar a cabo algunas fantasías eróticas que pudiera tener su pareja.

Como pareja, la mujer taurina sabe cómo mantener viva la llama del deseo. Con el tiempo, ella conoce las fantasías del otro cada vez mejor y sus travesuras amorosas ganan en calidad.

La mujer Aries

El perfil sexual de la mujer de Aries es muy particular. Es una de las mujeres más fogosas y el aspecto sexual es muy importante en su vida. No duda en pedir lo que quiere de forma directa y sin preámbulos.

Se trata de una mujer liberada que no deja que el pudor entre a su cama. Con su compañero le gusta experimentar y conocer cada uno de sus puntos de explosión en el sexo.

Las que tienen más experiencia han aprendido cómo llegar al éxtasis y lo lograrán guiando al hombre a donde haga falta.

Algunos dicen que la mujer de Aries en astrología piensa como un hombre. Es simple pero tiene un carácter volcánico y apasionado.

Su fuerte temperamento la empuja hacia inhibiciones inconscientes. La mujer Aries no necesita inspiración externa para disfrutar plenamente del sexo.

La mujer Piscis

La mujer de Piscis no se entrega a la primera de cambio. Ella no encuentra fácilmente la pareja ideal. Lleva tiempo antes de sucumbir a los placeres carnales. Su amante debe ser sentimental y romántico como ella. Sus relaciones íntimas no son ni vulgares ni obscenas, sino momentos tiernos y delicados. Le encanta que su pareja le susurre palabras dulces y que sus gestos sean cariñosos.

En la parte previa al sexo disfruta de besos y caricias más cariñosas que sexuales, ya que eso le permite relajarse y entregarse completamente al juego sexual.

Su imaginación es ilimitada y quien comparta su cama debe ser un amante perfecto. Cuando está locamente enamorada, puede hacer que su pareja experimente intensos momentos eróticos, sin embargo, no se comportará así con cualquiera, debe sentir una conexión sentimental más allá de química.

Lo mejor de la categoría

Hits