Namibia: Economía, diversidad étnica y lenguas

La joven república de Namibia, cuya independencia data de 1990, es un extenso y árido territorio de la región meridional africana, poco poblado y marcado por su gran dependencia de la República Sudafricana. Namibia es de los últimos países africanos que accedió a la independencia, tras un proceso de descolonización controlado por la ONU.

namibia etnia

Economía

Dispone de buenas posibilidades económicas, gracias a la pesca y la minería, pero el principal reto al que se enfrenta es la diversificación de sus relaciones económicas exteriores, casi exclusivamente orientadas hacia Sudáfrica.

La agricultura es insignificante, debido a las adversas condiciones del medio físico, limitándose a la autosubsistencia, en la que se ocupan dos tercios de la población activa negra, que cultivan mijo y sorgo en pequeños lotes de tierra en las regiones norteñas, las menos áridas. Pero la agricultura de subsistencia representa solo el 2,5 por ciento de la producción agraria comercializada y es incapaz de satisfacer las necesidades alimentarias internas, provistas en torno a la mitad por las importaciones, tres cuartos de las cuales proceden de la República Sudafricana.

La superficie labrada se limita al 0,8 por ciento del total, por lo que la dedicación económica tradicional se centra en la ganadería, en la que destaca el ovino; así, la región desértica de Ñama la nd se destina con preferencia a la cría de corderos karakul en grandes granjas extensivas, a razón de un cordero por hectárea. Tienen también gran importancia el caprino y el bovino. La mayor parte de esta importante cabaña ganadera está en manos de terratenientes blancos. Alrededor del 90 por ciento del valor de la producción agraria comercializada proviene del ganado, exportado casi todo hacia Sudáfrica.

Dentro del sector primario hay que resaltar, además, la pesca, que abastece la industria refrigeradora y conservera de Walvis Bay y Lüderitz (langosta, cangrejo, merluza y sardina).

Sin embargo, la principal riqueza del país es la minería, que representa más de la cuarta parte del PIB y cuatro quintos del valor de las exportaciones. Los diamantes son extraídos de los aluviones costeros meridionales, cerca de Oran- gemund y Lüderitz. El gran yacimiento de uranio cercano a Swakopmund hace de Namibia el cuarto productor mundial, con un décimo del total (representa un tercio del valor de las exportaciones). En el norte, en torno a Tsumeb y Kombat, el cobre aparece asociado al plomo y al cinc. También se extrae cobre de los yacimientos de Klein Aub, junto a Rehoboth; manganeso en Otjosondu; vanadio en Abenab, cerca de Tsumeb; estaño en Brandberg y Uis, y sal en la costa, al norte de Walvis Bay.

La industria, prácticamente inexistente al margen de la minería, solo emplea a uno de cada veinte trabajadores, con escasa repercusión en el PIB y en las exportaciones.

La estrecha dependencia económica respecto a Sudáfrica, de donde provienen en tomo al 85 por ciento de los productos de consumo importados, está asegurada por el control que ese estado ejerce sobre el enclave portuario de Walvis Bay (1124 km2 y unos 27 000 habitantes), único puerto namibio de aguas profundas, que monopoliza más o menos el 90 por ciento del tráfico de mercancías (el 10 % restante discurre por Lüderitz). Además, Sudáfrica es paso obligado de las comunicaciones: ferrocarriles y carreteras confluyen hacia territorio del vecino meridional y Walvis Bay.

Población

La mayoría de la población namibia pertenece a pueblos del grupo bantú meridional, como el ovambo (la mitad del total), el kavango (la décima parte), el herero y otros; se hallan concentrados espacialmente en el norte, donde viven también los damaras, de rasgos negroides y lengua hotentote. El grupo khoisan está representado por los ñamas (hotentotes, una vigésima parte), que pueblan la meseta de Namaland, en la mitad meridional, y menos de 15 000 bosquímanes, diseminados por el nordeste, en los aledaños semiáridos del Kalahari. Los mulatos, procedentes de la provincia sudafricana de El Cabo, se asentaron a finales del siglo XIX, huyendo de los bóeres, en torno a Rehoboth, al sur de Windhoek.

Finalmente, la población blanca, entre un siete y un ocho por ciento, presenta un carácter étnicamente heterogéneo, dividida en tres grupos principales: el afrikaner, mayoritario, un pequeño contingente de británicos —-resultado ambos de la larga dominación sudafricana— y los alemanes, herederos de la colonización anterior. Los blancos se concentran en Windhoek y otras ciudades, mientras que en el medio rural se reparten en granjas aisladas.

Capital

La principal y prácticamente única ciudad es la capital, Windhoek (el ángulo del viento), con poco más de cien mil habitantes, situada en el interior mesetario, a 1728 metros de altitud, bien comunicada con los centros económicos.

Lenguas

La lengua oficial es el inglés, pero son también muy usados el afrikaans, alemán y ovambo, así como el herero y otras. Casi la mitad de la población es luterana y el resto pertenece a otras religiones cristianas (incluida la católica), salvo una décima parte que es animista.

Si quieres saber más...

Un aire alemán en el sur ele África

Namibia fue colonizada entre 1884 y 1915 por Alemania, cuyas tropas vencieron la resistencia del pueblo herero, al que diezmaron y desposeyeron de su ganado entre 1904 y 1906.

Conquistada militarmente por los sudafricanos durante la I Guerra Mundial, en 1920 les fue entregada como mandato de la Sociedad de Naciones, revocado por la ONU en 1966, aunque Sudáfrica mantendría su ocupación ilegal hasta 1990, año en que la antigua África del Sudoeste accedió a la independencia como República de Namibia, con un régimen presidencia lista y pluralista, dirigido por la SWAPO (Organización Popular de África del Sudoeste, presidida por Sam Nujoma), el movimiento de liberación que había luchado desde 1966 por la independencia y que resultó vencedor en las elecciones de noviembre de 1989-

La dominación germana ha dejado numerosos restos en este rincón de África, donde numerosos topónimos recuerdan el idioma alemán y las mujeres hereros siguen vistiéndose para las ocasiones a la moda luterana de finales del siglo xix, más bien incómoda para las tórridas temperaturas del país. Las ciudades namibias, sobre todo Windhoek y Lüderitz, conservan calles y edificios de sabor auténticamente alemán, que se hace notar también en el idioma, las costumbres e incluso la alimentación.

Entre los atractivos turísticos y culturales destaca, además, el parque nacional del Etosha Pan, impresionante reserva de fauna variada; el espectacular cañón del río Eish, de un centenar de kilómetros de largo, encajonado entre taludes de 600 metros de altura, y la célebre pintura rupestre bosquimana conocida como la Dama Blanca, en la montaña de Brandberg.

Relacionados

Lesoto 5

¿Qué era la organización para la unidad africana (OUA) ?

Actualmente se conoce como Unión Africana desde…
Lesoto 11

África: Su papel en la economía mundial

Desde una perspectiva general, la participación…
zambia 17

Economía de Zambia (Años 1980-2000): Petróleo y Cobre

Rica en recursos, pero demasiado dependiente de…
Libia 83

Economía de Libia: El petróleo, base de la economía

Energía e industria El principal recurso…
angola 6

Economía de Angola (Años 1980-2000): Crudo y más crudo

Sector agropecuario Angola es un país con gran…
sudafrica economia

Economía de Sudáfrica (Años 1980-2000): Diversificación singular

Sudáfrica es la principal potencia económica de…
Lesoto 101

Economía de Lesoto: Dependencia exterior

El reino de Lesotho, la antigua Basutolandia, es…
suazilandia

Economía de Suazilandia: Sector agrario y minería

El país de los swazis, o reino de Ngwane,…
zimbabue 5

Vuelta al pasado : Economía de Zimbabue (Años 1980-2000)

Buscando entre mis papeles he encontrado un poco…
Malaui 1

Malawi (Años 1980-2000): Una economía agraria apenas desarrollada

Malawi es uno de los países más subdesarrollados…
Mozambique

Economía de Mozambique (Años 1980-2000): El lastre de la guerra

El pesado lastre de la etapa colonial y de la…