Población y etnias en Marruecos: Árabes y beréberes

Marruecos tiene una población absoluta similar a la de su vecina Argelia, siendo ambos los estados claves del Magreb desde el punto de vista demográfico, pues albergan entre los dos a más del 80 por ciento de la población total de los cinco países del Gran Magreb.

Sin embargo, en términos relativos, Marruecos es el país más poblado del área, pues su densidad quintuplica a la argelina, debido a su menor superficie y al predominio de las zonas de clima mediterráneo, mucho más adecuadas que las desérticas para el asentamiento humano.

bereberes marruecos

Reparto étnico

La población se divide en dos grandes grupos étnicos, árabes y beréberes. Los segundos, minoritarios (una cuarta parte), son los descendientes de la población autóctona norteafricana, sobre la que se impuso (siglo vil) la dominación árabe, que implantó la religión musulmana y el idioma árabe. La conquista fue arrinconando a la población nativa hacia las regiones más inhóspitas y montañosas (Rif, Atlas), ocupando los invasores las más favorables económicamente (las llanuras) y dando origen a un reparto territorial que, en general, se mantiene en la actualidad. Tanto árabes como beréberes son de religión musulmana sunnita (del rito malekita); el Islam es religión oficial.

Anteriormente, los judíos formaban un contingente apreciable, demográfica y económicamente. Todas las ciudades marroquíes de cierta entidad albergaban su mellah (barrio judío) —una de ellas ha sido admirablemente descrita por Elias Canetti en Voces de Marrakech—. Sin embargo, desde mediados del siglo xx la gran mayoría han emigrado al Estado de Israel, donde superan el medio millón de personas (con sus descendientes), mientras que en Marruecos solo permanecen unos 30 000 judíos, la mayoría ya de edad.

Un carácter muy minoritario tiene también la población negra, formada por los descendientes de los esclavos, soldados y concubinas traídos desde los países de África occidental, al otro lado del Sahara. Actualmente se encuentran muy mestizados con árabes y beréberes y se asientan preferentemente en las regiones sureñas.

De acuerdo con lo anterior, las dos lenguas más habladas son el árabe y el beréber, con claro predominio de la primera (dos tercios de la población). Un cuarto de los marroquíes hablan el beréber y el resto utilizan ambos idiomas. Los berberófonos se dividen en tres grupos, cada uno con su propio dialecto, uno rifeño y los otros dos atlásicos —tamazigts, en el Atlas Medio y parte nordoriental del Alto Atlas, hasta Marrakech, y chleuhs, en el Alto Atlas al sur de Marrakech y en el Anti-Atlas—. Además, el francés goza de una amplísima difusión, mientras que el español aún tiene alguna presencia en el extremo norte y en Ifni.

¿Rural o urbano?

El reparto territorial de la población se halla fuertemente condicionado por el medio físico y la actividad económica.

Poblamiento rural

La población rural es elevada, algo más de la mitad, como corresponde a un país poco industrializado, en el que la actividad agrícola sigue siendo la principal fuente de empleo (dos quintos de la mano de obra). En tal sentido, la

población rural se concentra en las zonas de clima mediterráneo —llanuras costeras, mesetas occidentales y montañas medias del Rif—, donde las posibilidades agrícolas son mayores,

Las zonas más despobladas, por tanto, son las interiores, alejadas de las costas, de las que las separan las cadenas del Atlas, y las meridionales, al sur de Agadir, inmersas en el área desértica.

Poblamiento urbano

Las ciudades más importantes del país, que forman una tupida red urbana, se articulan a lo largo de dos ejes bien comunicados. El más importante se localiza a lo largo de la costa atlántica, en sentido norte-sur, desde Tánger hasta Safi, aunque podemos considerar como una prolongación del mismo las ciudades de Tetuán, en el Rif, próxima a los puertos de Tánger y Ceuta, y Marrakech, situada en el interior, a 150 kilómetros de la costa, junto a los contrafuertes del Alto Atlas, bien comunicada con Casablanca, la auténtica metrópoli marroquí en tanto que ciudad más poblada y dinámica del país. El núcleo de este eje está formado por Casablanca-Mohammedia, Rabat-Salé y Kenitra, que 2506 reciben bastante más de la mitad de todo el flujo migratorio interior.

Un eje secundario, perpendicular al anterior, de dirección oeste-este, pone en comunicación la región costera atlántica marroquí con el norte de Argelia, la zona más poblada y urbanizada del país vecino. Se extiende a lo largo del corredor de Taza y la llanura del Muluya, que separan los sistemas montañosos del Rif y el Atlas, y acoge importantes ciudades como Fez, Oujda y Mequínez, mucho menos dinámicas que las del eje anterior, aunque el incremento de las relaciones inter-magrebíes tenderá a reforzar su papel canalizador de las relaciones con Argelia.

Relacionados

zulus bailando sudafrica

Sudáfrica: Población, composición étnica y religiones

Diversidad étnica dominación blanca Composición…
sudafrica paisaje

Clima y lluvias en Sudáfrica: Diversidad climática

A una estructura geomorfológica relativamente…