El signo de tu bebé: ¿Qué dice de su personalidad?

Manuel G | 11 Julio 2022

20220711054847

Conocer el signo de tu bebé puede ayudarte a comprender mejor sus rasgos de personalidad.

La astrología es una ciencia que estudia los astros y cómo influyen en las personas. Cuando conocemos el signo de nuestro bebé, podemos desvelar algunas de las características de su personalidad.

Aunque los signos no son determinantes, las personas nacidas bajo cada uno de ellos comparten algunas cualidades. A partir de ellas, los padres pueden descubrir las mejores formas de tratar a sus hijos.

Hemos preparado este artículo para que puedas averiguar la personalidad de tu bebé a partir de su signo del zodíaco. Así podrás reforzar los rasgos positivos y trabajar en los negativos. ¡Vamos allá!

Aries, 21 de marzo - 20 de abril

Los bebés arianos son niños muy alegres e inquietos, que tienen mucha energía que quemar. Les encanta jugar y siempre están buscando nuevos retos y aventuras, porque les gusta superar sus propios límites. Son inteligentes y les encanta hacer cosas diferentes.

A medida que crecen, pueden ser competitivos, autoritarios y apremiantes, por lo que los padres deben ser firmes y cariñosos en su crianza, ayudándoles a lidiar con su impulsividad y tomando las precauciones necesarias para que no se hagan daño. Es interesante que practiquen algún deporte, para canalizar esta energía de forma positiva.

Tauro, 21 de abril - 20 de mayo

A los taurinos les gusta sentirse cómodos y arropados. Lo contrario puede despertar su irritabilidad. El sueño es muy importante para estos bebés. Comen bien, pero solo lo que les gusta, y esto también ocurre con sus juguetes y otras actividades. Cuando algo les gusta, lo hacen de buena gana, pero cuando no, se cierran en banda.

Son cariñosos y colaboradores, pero tienden a hacer solo lo que quieren. Es importante trabajar este aspecto y utilizar trucos, como la distracción, hasta que el pequeño esté preparado para hablar de sus problemas. Se apegan mucho a sus cosas, por lo que pueden ser un poco egoístas. Es muy importante enseñarles a dividir y compartir.

Géminis, 21 de mayo - 20 de junio

Los bebés nacidos en este periodo son niños comunicativos y suelen aprender a hablar rápidamente. Les gusta interactuar, son creativos y curiosos. Disfrutan aprendiendo, conociendo cosas nuevas y compartiéndolas con la gente, porque también son sociables.

Pero toda esta comunicación puede ser peligrosa, porque no dudan en establecer relaciones con desconocidos. Los padres deben orientarlos en este sentido, además de enseñarles a hacer una cosa de cada vez, para que no pierdan la concentración. Alejarse de las rutinas monótonas es importante para que se sientan estimulados.

Cáncer, 21 de junio - 21 de julio

Los bebés del signo de Cáncer están muy apegados a sus familias. Son ese tipo de niños que siempre están con su madre, buscando cariño y un regazo donde sentirse protegidos. Son muy afectuosos, pero esto también puede llevarlos a desarrollar una sensibilidad exacerbada, con tendencia a ser llorones y dependientes.

Prestarles atención es fundamental para que se sientan protegidos, pero al mismo tiempo, hay que educarles para que desarrollen su autonomía y prepararlos psicológicamente para afrontar los cambios. El periodo escolar, por ejemplo, puede ser difícil, pues les costará enfrentarse a la separación.

Leo, 22 de julio - 22 de agosto

Los bebés Leo son niños carismáticos, alegres y cariñosos. También son leales y muy protectores. Suelen atraer todas las miradas, hacen amigos con facilidad y socializan sin problemas.

Sin embargo, toda esta atención que van a recibir puede hacer que se vuelvan un poco egocéntricos y que les cueste lidiar con las frustraciones. Es importante que se les enseñe a reconocer el valor de otras personas y a compartir los juguetes y la atención de su padre, madre y cuidadores en general.

Virgo, 23 de agosto - 22 de septiembre

El perfeccionismo es una característica que acompaña a Virgo desde que nace. Son niños observadores y no se relacionan con cualquiera. Pero cuando confían en alguien, les gusta compartir y ayudar y pueden permanecer mucho tiempo en la misma actividad.

A estos niños les encanta la organización y no les gusta que se metan con ellos. Necesitan establecer rutinas en todo, por ejemplo, en su higiene y en el sueño. Los padres deben tener cuidado para que estas cualidades no se conviertan en actitudes obsesivas, pues el niño podría volverse excesivamente metódico, crítico y exigente.

20220711054900

Libra, 23 de septiembre - 22 de octubre

El signo de los bebés nacidos entre septiembre y octubre está representado por una balanza y, de hecho, les gustan los ambientes armoniosos y equilibrados en los queí se sienten seguros. Son tranquilos y cariñosos, además de gustarles la educación, el diálogo y la belleza, en general.

Estos pequeños no son tercos ni remolones, porque entienden y aceptan las reglas. Sin embargo, son exigentes con su aspecto, les gusta sentirse limpios. También son propensos a la indecisión, por lo que los padres deben ayudarles a sopesar cada alternativa y a tomar sus propias decisiones, sin seguir ciegamente a otras personas.

Escorpio, 23 de octubre - 21 de noviembre

La intensidad es el sello de Escorpio, y esto es evidente incluso en los bebés. Pueden ser muy afectuosos y cariñosos, pero también se enfadan cuando algo les desagrada. Son niños observadores e intuitivos, por lo que no se relacionan fácilmente con cualquiera.

Intenta destacar las cosas buenas que hacen y reprimir con cariño los comportamientos inadecuados. Ofréceles retos constantes y fomenta su creatividad, ya que tienen muchas ideas y les gusta ponerlas en práctica. También tendrás que enseñarles a afrontar las frustraciones y las pérdidas.

Sagitario, 22 de noviembre - 21 de diciembre

Ya de bebés, los Sagitarios son muy curiosos. Les gusta descubrir, conocer gente y lugares. Son felices y sociables. Siempre intentarán transformar sus días en una nueva aventura y no se acostumbran a las rutinas ni a las reglas.

A los padres les corresponde mostrarles que todo tiene su tiempo y también instruirles para que tengan cuidado con lo que dicen, porque estos niños tienen tendencia a ser demasiado sinceros, hiriendo a amigos y familiares. Por ello, es fundamental que canalicen su energía y trabajen la empatía.

Capricornio, 22 de diciembre - 20 de enero

En el signo de Capricornio encontramos bebés que maduran pronto. Son introvertidos y organizados y se esfuerzan por conseguir lo que quieren. Son inteligentes y buenos estrategas, por lo que aprenden rápido. Pero tienden a mostrarse indiferentes con la gente, incluso con los niños de su edad.

No suelen aceptar muy bien sus defectos, por lo que pueden frustrarse. Los padres deben trabajar esta característica, para que la autoestima del niño no se vea afectada, además de fomentar la interacción y la socialización.

Acuario, 21 de enero - 19 de febrero

Este es el signo de los bebés que no aceptan fácilmente las reglas y órdenes de sus padres. Les gusta cuestionar el porqué de todo y hacer las cosas a su manera. Por eso, también prefieren jugar solos. Son alegres, comunicativos y muy inteligentes.

Tienen una gran imaginación y creatividad, pero con tendencia a la rebeldía, por su intenso sentido crítico. El diálogo es la mejor manera de tratar con ellos, enseñándoles con amor la importancia de seguir ciertas reglas.

Piscis, 20 de febrero - 20 de marzo

Los bebés nacidos en este signo, entre febrero y marzo, destacan por su sensibilidad. Son niños que sienten la energía del entorno y por eso es importante que crezcan en un hogar armonioso, sin peleas ni desacuerdos.

Tienen una fuerte tendencia a ser tímidos y soñadores. Les gusta ayudar y son muy serviciales. Pero tienen que aprender a ser independientes y autónomos, así como a trabajar sus propias emociones, para evitar ser heridos con facilidad por lo que diga o haga la gente.

Cada signo tiene características y aspectos positivos que hay que trabajar para evitar que se conviertan en negativos. Aunque no creas en el Zodiaco, puedes aprender a tratar mejor a tu hijo comprobando estas curiosidades. De este modo, podrás planificar la crianza de tu hijo antes de que llegue e, incluso, descubrir cómo fomentar su desarrollo.

Relacionados