Simbología de la Anaconda

Manuel G | 22 Mayo 2020

Anaconda

Como en el caso de otras serpientes, las simbologías que se asocian a la anaconda suelen tener connotaciones negativas, aunque siempre hay muchos matices que considerar.

A nivel de simbología la presencia de la anaconda no está tan extendida como la de otros animales ya que se localiza en zonas geográficas bastante concretas.

Las principales referencias proceden del folklore sudamericano, en el que se habla de las anacondas como seres encantados que pueden tomar aspecto humano y que pueden influir sobre las condiciones climáticas.

También en varias de estas culturas sudamericanas, la anaconda se relaciona con un símbolo de fortuna, amor y buena suerte. La mayoría de las culturas antiguas tenían una especial fascinación por esta serpiente gracias a su increíble fuerza y tamaño y le ofrecían sacrificios esperando obtener a cambio protección y un matrimonio feliz.

Pero al margen de esta zona de Sudamérica no hay muchas culturas que hagan mención de la anaconda y sus simbolismos no tienen un origen claro, pudiendo confundirse en ocasiones con el de otras serpientes.

Entre los significados que se le asignan está el de simbolizar un obstáculo para el progreso. En ocasiones no tiene porqué tratarse de un obstáculo real sino que puede simbolizar tus propios miedos que son los que te impiden avanzar hacia el logro de tus objetivos.

Otro simbolismo con el que se relaciona a la anaconda es el de aferrarse al pasado. Sabido es que la anaconda se caracteriza por estrangular a sus víctimas apretando con su cuerpo, y este es probablemente el origen de este paralelismo. Hay gente que es incapaz de avanzar y se aferra a experiencias pasadas, sin darse cuenta de que, nos guste más o menos, todo tiene un final y cuando este llega, hay que saber pasar página.

Por lo tanto, puede decirse que la anaconda simboliza la incapacidad de tomar decisiones que te hagan avanzar.

Otros simbolismos de la anaconda se relacionan con comportamientos de esta serpiente. Así, se dice que una anaconda con la boca abierta y haciendo ademán de tragarte simboliza que las cosas no van bien, ya sea en el trabajo o en tu vida amorosa. Y una anaconda enrollada sobre si misma se relaciona con el descanso, es decir, se considera una señal de que tienes que hacer un alto en tu actividad.

La mayor parte de estos simbolismos se vinculan a experiencias oníricas, ya que, a no ser que vivas en el Amazonas, tus posibilidades de encontrarte con una anaconda son nulas, y tampoco es un tipo de criatura que tenga una gran presencia en la cultura popular, por limitarse su presencia a entornos salvajes.

De tal forma que a los sueños en los que aparece una anaconda se les dan significados diferentes en función de cómo se comporte ésta durante el mismo. Se dice que si durante un sueño la anaconda te muerde en los pies es símbolo de que tu vida es aburrida y sin estímulos y que necesitas aventurarte y correr mayores riesgos.

Escribe un comentario