Simbología del ganso

Manuel G | 27 Octubre 2020

ganso1

A diferencia de otros animales que hemos comentado, los cuales se relacionan con valores positivos y actitudes decididas; los gansos son a menudo presentados como animales tontos o torpes e incluso vagos. Por ello, contrariamente a lo que se pueda pensar, el simbolismo de los gansos es bastante inspirador.

Estos animales normalmente migran a climas más calurosos durante el invierno. Una cosa importante a destacar es que cuando un ganso está herido y deja de volar, otro ganso se encargará de quedarse con él y no dejarlo sólo. Este ganso estará con el herido hasta que se recupere o hasta que dé su último respiro, nada de un animal tonto acerca de este tema. De hecho, este valor es el que da el simbolismo al ganso, el cual tiene que ver con el entendimiento y es que es una especie que puede darnos una gran sabiduría.

Algunos de los elementos que se relacionan con el ganso son: bravura, lealtad, trabajo en equipo, seguridad, protección, comunicación y determinación. Los gansos son animales muy conscientes de su camino, instintivamente saben seguir su camino y esto es lo que se relaciona con la bravura y la seguridad.

En relación con la comunicación, los gansos no sólo se comunican cuando están en problemas, sino que también se comunican advertencias, es decir antes de que el peligro llegue. Estos animales también son muy fieros en la protección de sus crías.

Aquellas personas que se identifiquen con los gansos, no deben dejarse llevarse por valores que algunas personas le asocian como son el ser tono o vago. Esto está muy lejos de la verdad. De hecho, aquellas personas que son amables, leales y bravos. Son claros comunicadores y verdaderos defensores de los que quieren, defienden lo que quieren con pasión.

Algunas lecciones que podemos aprender del ganso son: recordar nuestras raíces, no olvidar a la gente que nos ayudó en nuestro camino; seguir nuestro instinto y confiar en el mismo; comunicar nuestras necesidades a los demás, no puedes ser ayudado si no te dejas; proteger lo que más valoramos, pero ser conscientes de que tenemos estrategias prioritarias.