Simbología del Mono

Manuel G | 25 Julio 2020

mono

El mono es un animal lleno de curiosidad y energía, cuyo simbolismo puede resultarte de gran ayuda.

El simbolismo del mono te devuelve la atención hacia tus relaciones personales y tu bienestar si has ido dejando de lado estos aspectos por centrarte demasiado en el logro de tus objetivos.

Habla de la necesidad de entender el éxito no como un fin, sino como un viaje. Hay una forma correcta de realizar dicho viaje y otra que no lo es en absoluto.

De todos es sabido que el mono es un animal de naturaleza juguetona y traviesa. Esto debe inspirarte a dar cabida a la diversión y la risa en tu vida.

El sentido del humor y un espíritu juvenil que te permita abordar cada situación con los ojos bien abiertos para aprender son las claves para que ese viaje hacia el éxito merezca la pena.

No quiere decir que no vayas a pasar por periodos difíciles, pero más allá de éstos, recuerda reír, divertirte y disfrutar.

Seguir siendo curioso y no dejar nunca de aprender te mantendrá ocupado y productivo y hará que recuperes tu espíritu joven y alegre, y el niño interior que hay en ti. Cuando eres capaz de trabajar y aprender con una actitud tan positiva, ¿Crees que habrá algún reto que se te resista?

Cuando el mono aparece en tu vida te está dando un mensaje muy claro: es hora de pasar más tiempo con tus seres queridos y mostrarles que te importan.

En el amor el simbolismo del mono te advierte que no te dejes engañar por gente que apenas conoces. Por lo general, si una persona parece demasiado buena para ser verdad, hay bastantes probabilidades de que te esté mostrando solo una fachada.

Conocer a la gente primero antes de dejarlos entrar en tu corazón te evitará muchos desengaños. No tengas prisa ni te conformes.

¿Te identificas con el mono? Rasgos positivos y negativos de tu personalidad

Si te identificas con el mono eres una persona muy social. Casi siempre eres el alma de la fiesta por la energía tan positiva que desprendes, algo que los demás captan apenas entras a una estancia.

- Cualquier actividad que sea artística y creativa atrae tu atención, porque la imaginación y la creatividad son dos rasgos que te caracterizan muy claramente.

- Todo te produce curiosidad y por eso siempre estás a la búsqueda de respuestas, y aprendiendo algo nuevo.

- Eres de naturaleza afectuosa y amable, y nada parece perturbarte. Aunque también tienes un punto rebelde.

- Si bien a la gente le encanta tu forma de ser, a veces llevas tus tonterías y locuras un poco más lejos de lo deseable Trazar la línea entre ser serio y ser juguetón te causa algunos problemas, y a veces puedes conseguir que la gente se irrite por tomar a broma cosas que para ellos son muy serias.

- Hay incluso quien te acusa de inmadurez y de recurrir a las bromas para evitar tratar los asuntos importantes. Esta afirmación puede ser en cierta en un 50%, porque la realidad es que eres una persona con capacidad para la resolución de problemas, pero si no te encuentras preparado para afrontar una cuestión concreta, tienes la habilidad de huir de ella desviando la atención.

Cuando es más probable que el mono aparezca en tu vida

Estas son algunas de las situaciones en las que, con más frecuencia, el mono hace su aparición en tu vida:

- Cuando te estás tomando la vida demasiado en serio: Encontrar la felicidad en las pequeñas cosas te permite alejarte del drama. Cuando sientas que tu vida se está volviendo demasiado estresante, y que todo lo que haces parece trascendente, échate unas risas para quitarle hierro al asunto. El mundo no se va a acabar por nada que tu hagas o dejes de hacer.

- Cuando estás aburrido y sientes que necesitas algo de diversión: La responsabilidad puede matar ese espíritu juguetón que todos necesitamos sacar a relucir alguna vez. Hay muchas cosas que puedes hacer para entretenerte, encuentra algo que te apasione y te proporcione felicidad y trata de sacar un hueco cada día para incluirlo en tu agenda.

- Cuando te sientes atrapado por la rutina: Otro asesino de la diversión es la rutina. No hay nada más frustrante que ver que los días se repiten una tras otro y que en tu vida no entra ni una brisa de aire fresco. Pon todo de tu parte para encontrar una salida a tus tensiones y frustraciones haciendo algo que te resulte estimulante.

¿Qué aprender del mono?

Del mono puedes aprender a pasar por la vida con un espíritu lúdico. A enfocar tus energías en esfuerzos que te acerquen a tus metas, pero alimentando tu curiosidad y de forma que se convierta en algo excitante. Porque ese enfoque te va a llevar, casi sin darte cuenta, a tu crecimiento personal, emocional, intelectual y espiritual.

Puedes aprender que en la vida hay lugar para algo más que éxitos y logros. Hay sitio para la diversión y el juego, para la exploración y el descubrimiento.

Al igual que el mono se balancea de árbol en árbol, no te quedes en un solo lugar por mucho tiempo. Sal de tu zona de confort y descubre qué más puede ofrecerte el mundo.

En definitiva, aprende a divertirte mientras trabajas en tus objetivos para que cuando llegues a la cima del éxito el viaje ya haya merecido la pena.

¿Interesado en más simbologías?

70 animales, aves e insectos y su simbología

Compartir:

whatsappwhatsappwhatsappwhatsapp

Relacionados