Sudáfrica: Población, composición étnica y religiones

zulus bailando sudafrica

Diversidad étnica dominación blanca

Composición étnica

No existe una población sudafricana homogénea, sino multirracial y pluricultural, estructurada en cuatro grupos diferenciados.

Blancos

Representan un 8-9 por ciento del total, un porcentaje en constante descenso (en 1967 eran el 19 %).

Los blancos se dividen a su vez en dos grandes grupos. El mayoritario está formado por los afrikaners, de origen holandés, descendientes de los primeros colonos europeos que, en el siglo xvn, fundaron la Colonia de El Cabo. Su idioma, el afrikaans, es, junto con el inglés, el idioma oficial de la República desde 1925. También llamados boers (bóeres), palabra holandesa que significa campesino, habitan fundamentalmente en las provincias de Transvaaí y Orange. El segundo grupo blanco en importancia es el de origen británico, cuyos antepasados llegaron a partir de finales del siglo xvm y de modo más intenso en el xix. Está implantado sobre todo en las provincias de El Cabo y Natal.

Los blancos sudafricanos hablan afrikaans (54,2 %) o inglés (35,4 %), siendo bilingües el 5,1 por ciento; son mayoritariamente urbanos (87 %) y disfrutan —con gran diferencia— de los niveles de vida más elevados.

Mulatos y asiáticos

Son el resultado del cruce entre afrikaners blancos y mujeres hotentotes, malgaches o malayas. Su crecimiento vegetativo es muy elevado, solo ligeramente inferior al de la población negra. La mayoría de ellos hablan afrikaans y habitan sobre todo en la provincia de El Cabo, en el área de cuya capital representan el 55 por ciento de la población.

Los asiáticos, de origen indostánico por lo general (de las actuales India, Pakistán, Bangladesh), son cerca de un millón, lo que supone solo el 2,5 por ciento del total, un porcentaje similar al de 1910. Están muy concentrados espacialmente en la provincia de Natal. En la actualidad, es el grupo más urbanizado (alrededor del 90 %), como resultado de su dedicación a actividades mercantiles.

Los asiáticos hablan principalmente tamil, hindi, telugu, gujarati y urdu, y en menor medida otras lenguas dei subcontinente indostánico, así como chino (unas 10 000 personas); casi todos los sudafricanos de origen asiático son también angloparlantes.

Negros

El resto de la población, casi más de tres cuartas partes, está formada por los negros, que, según el sistema del apartheid, carecían de derechos políticos y estaban adscritos, de acuerdo con su origen étnico, a los diez bantustanes, o estados nacionales negros, cuatro de ellos independientes, creados por la administración blanca a partir de las reservas coloniales y destinados a otorgar a los negros ciudadanías extranjeras, a l margen de Sudáfrica.

La inmensa mayoría de la pobíación africana pertenece al grupo bantú. Los demás, unos pocos miles, forman el grupo khoisan: son los bosquimanes y los hotentotes, primitivos pobladores del África austral.

Los bosquimanes, cazadores y recolectores, fu eron exterminados por los aj'rikaners, que los acusaban de robar ganado. Hoy, según fuentes oficiales, son «numéricamente insignificantes» en Sudáfrica (60 000 en total, repartidos por varios estados vecinos), rechazados por agricultores y ganaderos hacia el medio árido y hostil el el desierto del Kalahari. Los hotentotes, ganaderos, también fueron parcialmente eliminados por los blancos, que convirtieron en esclavos o siervos a los supervivientes.

Los bantúes se hallan repartidos por el gobierno en diez grupos étnicos, a cada uno de los cuales ha atribuido un territorio autónomo. Los habitantes de los cuatro bantustanes teóricamente independientes han perdido la ciudadanía sudafricana. No obstante, la existencia de e sos estados no está reconocida por ningún otro país, aparte de la propia Sudáfrica.

La mayoría de los bantúes sudafricanos forman parte de dos grandes grupos etno-lingüísticos: el nguni (59,7 %), al que pertenecen los pueblos zulú, xhosa, swazi y ndebele, y el so- tho (33,7 %), integrado por los pedis (sothos clel norte), sothos del sur y tswanas (sothos del oeste). El resto pertenece a los grupos tsonga ( * ,2 %) y venda (2,5 %).

Las dos etnias mayorítarias del país, pertenecientes al grupo nguni, son la zulú y la xhosa. Entre las dos agrupan a más de la mitad de la población bantú y son las únicas plenamente sudafricanas, cuyo territorio no desborda las fronteras internacionales del país.

En cuanto a su distribución geográfica, la población bantú se concentra en la mitad oriental, al este del río Fisli, antigua frontera entre europeos y xhosas. El grupo nguni puebla prioritariamente las costas del océano índico, es decir, El Cabo oriental (bantustanes xhosas independientes de Ciskei y Transkei) y la provincia de Natal (bantustán de Kwa-Zulu). En el interior mesetario predomina el grupo sotho.

Así, pues, la mayoritaria población negra se reparte entre numerosas lenguas maternas, todas pertenecientes al grupo de las llamadas lenguas bantúes meridionales y susceptibles de agrupamiento en cuatro grandes familias lingüísticas, a saber, nguni, sotho, tsonga y venda. El zulú, perteneciente al grupo nguni, se está convirtiendo rápidamente en una lingna franca para varios millones de africanos. Además, ha ido surgiendo una forma idiomática nueva, el fanakalo, mezcla sincrética de zulú, inglés y afrikaans principalmente, nacida entre los trabajadores de las minas del Witwatersrand.

Religiones

El grueso de la población sudafricana es cristiana, en abrumadora mayoría protestante. Alrededor de la mitad de los blancos pertenecen a la Iglesia reformada holandesa (protestante calvinista), mientras la otra mitad se reparte entre otras confesiones protestantes —metodistas, apostólicos, anglicanos, presbiterianos, congregacíonalistas, etc., citados por orden decreciente de adeptos—, católicos y judíos. También entre los mulatos es la Iglesia reformada holandesa la más importante, pues pertenecen a ella entre un cuarto y un tercio del total; el resto son, por este orden, anglicanos, católicos, congregacionalistas, musulmanes, metodistas, luteranos, etc.

Entre los negros, el grupo numéricamente más destacado es el de los que conservan creencias tradicionales animistas o no pertenecen a religión alguna: alrededor de la cuarta parte del total. Por Iglesias concretas, la metodista es la que ha logrado más adeptos, seguida de la católica, la anglicana, la reformada holandesa, la luterana, etc. Dos tercios de los asiáticos son hindúes, casi un quinto musulmanes y una pequeña minoría, cristianos.

Sumando los distintos grupos étnicos, es la Iglesia reformada holandesa la que ocupa el primer lugar por el número de miembros; es, además, la más influyente por el hecho de que a ella pertenecen la inmensa mayoría de los blancos de lengua afrikaans, que son quienes nutren el grueso del electorado del gubernamental Partido Nacional —en el poder ininterrumpidamente desde 1948—, que es, a su vez, el que ha desarrollado y puesto en práctica la filosofía del Apartheid, En resumen, puede decirse que el grupo dominante en la actual Sudáfrica presenta estas características muy marcadas: son blancos, de lengua afrikaans (por tanto, de origen holandés), miembros de la Iglesia reformada holandesa (calvinista) y votantes del Partido Nacional de la extrema derecha.

Relacionados

bereberes marruecos

Población y etnias en Marruecos: Árabes y beréberes

Marruecos tiene una población absoluta similar a…
sudafrica paisaje

Clima y lluvias en Sudáfrica: Diversidad climática

A una estructura geomorfológica relativamente…