4 Comportamientos que destruyen la mayoría de las parejas

Manuel G | 28 Mayo 2021

pareja 15

Las relaciones de pareja pasan por diferentes etapas, siendo el enamoramiento la primera fase, donde todo es perfecto y hermoso. Pero, a medida que pasa el tiempo, los ciclos de las relaciones empiezan a evolucionar y los conflictos florecen. Determinando así, el destino del noviazgo.

Las discusiones y malos entendidos forman parte de una relación. No obstante, la falta de empatía y una comunicación altamente destructiva pueden llegar a deteriorarla. Con ello, en este artículo te vamos a mostrar las razones más comunes por que las relaciones pueden dejar de funcionar:

 1. Insultos y críticas

La falta de comunicación es un esencial destructor de una relación. No obstante, el diálogo destructivo y denigrante también forma parte de ese círculo vicioso tan devastador. Es bien sabido que las palabras tienen peso, por lo que a veces no es solo lo que decimos, sino cómo lo decimos.

Hay que aceptar que también cometemos errores, pero cuando esas críticas se vuelven directamente hacia la persona (y no a sus acciones), de una manera reiterada, puede acarrear un grave conflicto de autoestima.

2. Menospreciar

Las respuestas llenas de sarcasmos y burlas malintencionadas, incluso una simple mirada, puede llevar a que la pareja se sienta inútil. Con ello, puede provocar graves problemas psicológicos y de salud.

Menospreciar a tu pareja e incluso despreciarla, puede causar una herida muy profunda y difícil de sanar. Y para esto, lo más esencial a tener en cuenta es el respeto que debemos tener hacia nuestra pareja.

3. Barrera defensiva

Cuando estamos siendo atacados verbalmente por alguien, automáticamente activamos nuestra autodefensa. No obstante, esto también puede llegar a destruir una relación. Ya que, cuando estamos en ese estado, solemos distorsionar los mensajes, con el objetivo inconsciente de no dar a demostrar nuestra vulnerabilidad.

En un estado defensivo, solemos bloquear el diálogo y el lenguaje afectivo, por lo que entramos en un estado de incomprensión y bloqueo emocional. Sin embargo, para ello, lo mejor es respirar profundo y esperar  a que la situación logre calmarse.

4. Comportamiento evasivo

Después de que los problemas empiezan a afectar la vida de los involucrados, estos comienzan a desentenderse. Con esto, los problemas anteriormente planteados, como las críticas y el desprecio mandan a la relación a un punto donde se necesitan distanciarse para sentirse mejor.

Esta actitud evasiva marca un claro indicador de que la relación está empezando a marchitarse. Por otro lado, este conflicto es más propenso a aparecer en parejas que ya llevan mucho tiempo juntas. Por lo cual, no han atendido los otros síntomas de una relación insana.

Conclusión

Si notamos estos claros indicadores en una relación, lo más prudente sería buscar las soluciones pertinentes. Conseguir atención profesional, como terapias de pareja, puede ayudar a manejar estos conflictos.

Es importante que recuerdes que en una relación se necesitan el uno al otro, por lo que, hay que aprender a perdonar a nuestra pareja y a nosotros mismos. Por otra parte, si sentimos que lo mejor es dar por terminada la relación, lo mejor sería seguir nuestra intuición. 

Lo mejor de la categoría

Hits