El padre Aries: La relación que tiene con sus hijos

Manuel G | 29 Marzo 2022

padre con su hijo 08

Los arianos son conocidos por su gran sensibilidad. Sí, los arianos son 100% corazón y suelen actuar según sus sentimientos. Por eso es tan común que estallen sin poder controlarse o que actúen por impulso ante determinadas situaciones. Toda esta energía proviene de la unión de las dos regencias de Aries: el elemento fuego y el planeta Marte. Marte es el planeta de la guerra e impulsa las acciones, mientras que el fuego es el elemento de la transformación, modifica todo lo que toca.

Ante tanto movimiento, los padres arianos suelen ser muy activos y positivos, ya sea en los juegos, en los estudios o en el ámbito doméstico, proponiendo siempre hacer alguna comida especial, postre o actividad divertida. Son esos padres que disfrutan construyendo casitas de madera, cabañas, sacando ideas de Internet y llevándolas a cabo con sus hijos. En resumen, se trata de unos progenitores muy ingeniosos, a los que les gusta animar a sus hijos a jugar, divertirse y hacer mil cosas divertidas.

Relación divertida

Con una altísima capacidad de invención y también con la habilidad de construir cosas y realizar actividades manuales, los padres arianos son excelentes compañeros para sus hijos, pudiendo proporcionarles mucha diversión. De hecho, es durante el tiempo de juego cuando se puede ver todo el amor del padre Aries.

Aunque tiene una personalidad explosiva, el ariano posee también la paciencia necesaria para explicar las cosas y jugar con sus hijos, sin prisas. A medida que el niño crece, los juegos cambian y aquí es donde se advierte la increíble capacidad de adaptación y transformación de Aries. A medida que el niño madura, el padre ariano propondrá nuevas formas de relacionarse y actividades para realizar él.

En otras palabras, esta característica propositiva, de hacer cosas con su hijo, seguirá existiendo y podrá representarse en los viajes e incluso en una asociación con sus hijos a medida que crezcan. Se trata de una relación en la que se crean vínculos muy estrechos.

Relación exigente

Por otro lado, los arios son muy exigentes y siempre intentan hacer las cosas de la mejor manera posible. Sin embargo, no todo el mundo piensa así y algunos, por ejemplo, son muy juiciosos y creen que la entrega es más importante que la calidad.

Los arianos pueden transmitir su alto nivel de exigencia a sus hijos desde el primer momento, empezando por exigirles buenas notas y un rendimiento superior a la media en la escuela y en la universidad y luego, cuando consiguen un trabajo.

El ariano es ese padre que hace que su hijo se levante bajo la lluvia y vaya a la escuela porque es su obligación. A veces esto puede incluso desgastar la relación entre padres e hijos, provocando peleas y discusiones. Aunque sus hijos lleguen a comprender la actitud de su padre con el tiempo, al principio dará lugar a muchos conflictos entre ellos, sobre todo antes de la edad adulta, durante la adolescencia, cuando empiezan a surgir los deseos de independencia.

Relación de reconciliación

Es importante aprender a lidiar con la personalidad impulsiva y explosiva del ariano. Aunque tienen tendencia a discutir, no suelen ser rencorosos. Prefieren hablar en el momento y resolver el asunto en lugar de esperar a que se produzcan situaciones que se agraven con el tiempo. Para hacer las paces en las discusiones, a los padres Aries les basta con una conversación clara y sincera.

Ser veraz es muy importante para el ariano. Es incluso mejor decirle la verdad que ser atrapado en una mentira, ya que si esto sucede, despertarás su desconfianza y será muy difícil que vuelva a creer en ti. Tardará en entender que te has equivocado y que no volverás a mentirle. Sin embargo, no suele romper sus vínculos familiares y de amistad, ya que están basados en el amor y el ariano reúne amistades para toda la vida, cultivando muchos amigos queridos, parejas y familiares a lo largo de los años.