Consejos para que tu relación acabe en boda y matrimonio

Manuel G | 06 Julio 2022

20220706194302

Después de cierto tiempo juntos, es natural que una pareja piense en madurar su relación, avanzar en el compromiso y aspirar al matrimonio. Pero ¿cómo debe ser la preparación para que el noviazgo llegue realmente al altar y no termine tras el periodo de pasión? A continuación te ofrecemos 8 consejos para que tu relación se desarrolle hasta llegar al altar.

1. Invertir en tiempo juntos

Hay que invertir en el tiempo que se pasa junto a la persona amada, compartiendo sueños y proyectos personales. Si la cita se limita a besos y abrazos, es muy posible que ambos se casen solo con un trozo de carne. La pasión debe existir, pero tiene que haber algo más para que el noviazgo termine en un matrimonio exitoso.

2. No dejes de ser tú mismo

Puede parecer paradójico, pero no dejar de ser uno mismo en la relación es algo muy importante. Algunas personas acaban convirtiéndose en una copia de su novia o novio, y dejan de vivir también su vida.

3. Aprender de la pareja

No hay que cambiar del todo, como ya se ha dicho, pero sí se puede aprender mucho del otro. Si eres muy aventurera y tu novio es más apegado a los estudios, intenta disfrutar de actividades que sean importantes para ambos, juntos. De este modo, aprenderéis a respetaros mutuamente, lo que resulta esencial para un noviazgo duradero.

4. Habla de tu fe

La fe influye mucho en la relación y si la pareja no comparte las mismas creencias tendrá serias dificultades para caminar unida durante un largo periodo. Esto no significa que haya que pensar siempre lo mismo y hacer siempre las mismas cosas. No. Pero para evolucionar juntos en la vida, ambos deben estar de acuerdo con sus elecciones.

5. Hablar de dinero

Desde el momento del noviazgo es importante acordar cómo va a tratar la pareja las cuestiones económicas. A veces, este tema se le da mejor a uno de los dos y si llegan a un acuerdo, podría ser quien organice las cuentas de la pareja. Si prefieren compartirlo todo, incluida la responsabilidad de hacer las facturas, esto también debe quedar claro, para evitar malentendidos. Los problemas de dinero son una de las principales causas de divorcio.

6. Intenta hacer feliz al otro

Esto debería ser una preocupación constante para ambos. ¡El amor es creativo! Preguntar qué es lo que más agrada y lo que más molesta a tu pareja hace que las peleas no se repitan y que la relación avance hacia el matrimonio. Conocer el lenguaje del amor del otro hace que el vínculo se fortalezca.

7. No idealices a tu pareja

Al principio de las citas, cuando la pasión es grande, es fácil que la otra persona te parezca perfecta. Pero debes tener cuidado y no idealizar demasiado a tu novio o novia. Estadísticamente, la pasión dura entre 3 meses y 1 año y, si no hay una buena dosis de realidad, después de este periodo llegará el final.

8. Deja claro a tus padres que te vas de casa

Si una pareja tiene como objetivo el matrimonio, es necesario mostrar a los padres que, en algún momento, habrá un cierto distanciamiento de la familia original. Por supuesto, no es necesario aislarse de los padres, pero la formación de una nueva familia va unida a la obligación de una nueva jerarquía de preocupaciones. El cónyuge es lo primero. Entrar en la relación matrimonial exigirá fidelidad al cónyuge, especialmente la fidelidad de las atenciones dedicadas. No es sano casarse y no salir de casa de la madre o del padre. Esa pausa es necesaria.

Lo mejor de la categoría

Hits