¿Estoy preparada para una relación? 23 señales de que lo estás

Manuel G | 13 Abril 2021

pareja 02

Cuando te rompen el corazón, cuesta recuperarse. Ese dolor que sientes parece que no vaya a abandonarte jamás, y una de las ideas que pasa por tu cabeza para poder lograrlo es la de encontrar una nueva relación. Sin embargo, déjame decirte algo: a no ser que estés verdaderamente preparada, no es una gran idea.

Aunque solo sea por respeto hacia esa nueva persona, no puedes comenzar una relación si tienes la esperanza de que tu ex quiera volver contigo.

Además, pensar en una nueva relación para olvidar la anterior es natural, pero ¿es lo que realmente quieres?

Después de todo, cuando experimentas un desengaño amoroso, un poco de tiempo a solas puede ser necesario para que vuelvas a encontrar un equilibrio.

Si quieres estar totalmente segura de que quieres encontrar a alguien, comprueba si tu forma de pensar y sentir coincide con la mayoría de puntos de esta lista.

1. Piensas en enamorarte de nuevo

Cuando estás sufriendo por culpa de una ruptura, es bastante difícil recordar lo bueno. Normalmente te centras más en los pensamientos negativos que acompañan esa situación.

Pero, una vez que sales de eso, ves las cosas con otra perspectiva y piensas en el futuro. Recuerdas todos esos sentimientos agradables que acompañan al inicio de una relación amorosa.

Si empiezas a pensar más frecuentemente en la felicidad del amor que en el dolor que produce, eso puede ser una señal de que ha llegado el momento de volver a tener citas con otras personas.

2. La idea de tener una cita te emociona

Normalmente, la idea de salir con alguien justo después de una ruptura te llena de dudas. Quieres pasar página, pero a la vez tienes miedo, y te da cierta pereza volver a empezar a jugar ese juego.

Así que, cuando descubres que el hecho de tener una cita te produce mariposas en el estómago y te saca una sonrisa sincera, es señal de que las cosas han mejorado y estás lista para empezar a verte con más personas.

Aunque no quieras retomar una relación sería tan pronto, te servirá de experiencia y nunca sabes a donde te puede llevar.

3. No sigues de bajón por la última relación

Si todavía estás de luto por la relación, no es el momento de salir y tener citas.

El hecho de que fueses tú o la otra persona quien inició la ruptura no es importante. Necesitas llorar y aceptar el cambio de vida que trajo esa decisión.

Si todavía estás pensando en el pasado y la tristeza es tu sentimiento principal, no es el momento de quedar con otras personas. Aún estás en proceso de duelo y necesitas completarlo.

4. Has aprendido de tu pasado

Sea lo que sea lo que condujo a tu ruptura, tienes que aprender de ello.

Tenemos el hábito de volver a caer en patrones familiares, y probablemente volverás a caer en ellos si no aprendes de tu anterior experiencia.

Si sientes que tu última relación te enseñó cosas valiosas y si puedes valorarla más por las enseñanzas que obtuviste que por el dolor que te produjo su final, estás en el buen camino.

5. Crees que la gente es buena

El cinismo es un efecto secundario de las rupturas. Es natural que el resentimiento se apodere de ti si compruebas que todo el esfuerzo que pusiste en que tu relación funcionase ha sido en balde

El problema es permanecer en esa fase durante mucho tiempo. Vemos lo mal que está todo el mundo a nuestro alrededor, y nos negamos a ver lo bueno. Sí todavía tienes esa visión negativa está claro que tu momento no ha llegado aún.

Para volver a quedar con otras personas tiene que haber un sentimiento de que la gente, por lo general, es buena. De lo contrario llegarás con la armadura puesta y será imposible construir nada.

6. Puedes ver lo que hiciste mal

Siempre pensamos que nuestro ex es la persona que se equivocó. Al menos al principio.

Puede ser difícil ver lo que hicimos mal en la relación, pero a medida que pasa el tiempo y los sentimientos ya no pesan tanto, se vuelve un poco más fácil detectar tus propios errores.

Una vez que puedes ver lo que has hecho mal, tenlo en cuenta para no volver a repetir tus fallos.

7. No piensas en tu ex

Después de la ruptura no podías dejar de pensar en tu ex ni por un momento. Y es que los ex no desaparecen de nuestro pensamiento fácilmente. Están tan arraigados en nuestras vidas que es difícil olvidarse de ellos.

Precisamente por eso notar que tu ex te viene a la mente mucho menos que antes es una señal de que estás avanzando. Puede llevar un tiempo que pases un día completo sin que te venga un recuerdo, pero cuando eso suceda será señal de que el momento de salir con otras personas está más cerca.

8. Sientes atracción por alguien

Uno de los mejores indicadores de que ya puedes empezar a quedar con gente es si sientes atracción por alguien. Esto normalmente es señal de que tu mente y tu corazón ya se han reseteado y están preparados para empezar una nueva aventura.

Quizá piensas que es muy pronto o que deberías mantener el duelo por la anterior relación algún tiempo más, pero no tienes ninguna obligación de atarte al pasado, así que no te sientas culpable.

9. No sientes que necesitas a otra persona

Curiosamente la señal más importante de que estás lista para una relación es cuando te das cuenta de que no necesitas a nadie

Muchas veces, cuando nos sentimos deprimidos o inseguros nos refugiamos en una relación porque sentimos que esa persona nos aporta la seguridad y confianza que nos falta.

Pero difícilmente una relación funciona si tú no estás bien contigo misma. No es saludable esperar que otra persona pueda cubrir tus carencias.

pareja 01

10. Sabes lo que quieres

Otro error muy común es el de buscar pareja como objetivo final en la vida. Hay mucha gente que no encuentra un sentido a su vida ni tiene claro qué quiere hacer, y entiende que una relación de pareja es la meta final.

Sin embargo, esto no funciona así. Primero necesitas averiguar qué metas y aspiraciones quieres para ti, que aspectos de la vida te llenan de felicidad, y luego buscar a alguien que comparta los mismos puntos de vista y valores.

11. Tienes una buena disposición a abrirte y comunicarte a un nivel íntimo

Todas las relaciones tienen problemas, pero es importante no pensar que esos problemas van a repetirse una y otra vez, aunque sea con personas distintas.

Incluso si alguien ha traicionado tu confianza, necesitas haber cerrado la herida y tener una buena predisposición a volver a confiar.

Las relaciones se basan en la comunicación íntima, y una armadura no te llevará muy lejos.

12. No dependes de que alguien te haga feliz.

De cómo te sientes ahora, solo tú eres responsable.

Cuando piensas que necesitas de una pareja para lograr la felicidad es porque algo falla. La felicidad propia se trabaja desde el interior, y es un estado mental que proviene de la auto aceptación y el optimismo.

La tarea de una pareja no es trabajar por tu felicidad. Tu felicidad cuando conoces a alguien es la consecuencia de haber encontrado alguien con quien conectas a un nivel muy profundo, pero mientras dejes tu felicidad en manos de factores externos y terceras personas, no estás preparada.

13. No traes ninguna mochila de tu anterior relación

Tus pasos en falso en anteriores relaciones pueden condicionarte a la hora de establecer otras nuevas.

La que sea tu próxima pareja no tiene por qué pagar por los errores que otros hayan cometido. Si las cosas no funcionaron con anterioridad la responsabilidad es de las personas implicadas en esa relación.

Así pues, asegúrate de que no vas con una mochila de precauciones, susceptibilidades o celos que puedas traer de antes. Para que el amor se abra paso hay que llegar libre de cargas del pasado.

14. Has dejado de lado tu lista de condiciones

Lo que no puedes pretender es tener una lista de expectativas a las que el resto de la gente tenga que plegarse. Para empezar una historia de amor es preciso llegar con una actitud más abierta, entendiendo que la persona que hayas elegido encajará en algunos de los puntos, pero no en otros.

Tener exigencias y requisitos hace que la otra parte se sienta como si tuviera que pasar un examen y no facilita la comunicación sincera.

Estar en una relación significa aceptar a las personas tal y como son, considerar las necesidades y los deseos del otro y no poner las tuyas por encima.

 Las relaciones exitosas se basan en el dar y recibir. Cuando has entendido esto es el momento de volver a intentarlo, porque es cuando de verdad tienes opciones de que el amor genuino se cruce en tu vida.

15. La soltería es un estado agradable para ti

Si puedes decir "Estoy bien sin una relación", entonces ¡Es el momento en que puedes tenerla!

Cuando vives el estado de soltería con comodidad, y no lo sientes como algo a lo que tienes que resignarte porque no te queda otra opción es cuando has alcanzado el equilibrio emocional necesario para abrirle la puerta al amor.

Si te gusta tu vida tal y como es en este momento es porque te aceptas, sabes estar contigo a solas y disfrutarlo y tienes una visión positiva. Esto es, justamente, lo que necesitas para atraer a otras personas.

16. Sientes una relación como un deseo, no como una necesidad

Aunque te sientas bien sin pareja, eso no quiere decir que no te agrade la idea de tenerla. El amor es una experiencia extraordinaria que todo el mundo merece vivir.

La diferencia radica entre desear una relación y “necesitarla”. Si eres incapaz de ser feliz si no tienes pareja vas a establecer unos lazos de dependencia demasiado fuertes y para nada beneficiosos.

Lo ideal es que no te obsesiones con buscar, sino que simplemente mantengas abierta esa puerta y te alegres si toca a ella la persona adecuada.

17. Sonríes frecuentemente

Fíjate la próxima vez que te mires al espejo. ¿Te gusta lo que ves? ¿Te hace sonreír la visión de tu propia imagen?

Una de las causas principales de que las relaciones no funcionen es que no nos aceptamos, y el amor agrava esa inseguridad.

Cuando sonríes frecuentemente quiere decir que estás en  el camino de aceptarte con tus defectos y virtudes , y por lo tanto, estarás más cerca de sentirte preparada para volver a estar con alguien.

18. Tienes energía

Sabes que estás en un buen momento cuando te levantas de la cama con ganas de comerte el mundo. Esa energía es fruto de la ilusión, y resulta un imán para otras personas.

Por eso quienes tienen altos niveles de energía tienen más fácil encontrar a alguien. Su estado de ánimo demuestra al mundo que no cargan con lastres innecesarios, que dejan a un lado todo lo que les perjudica y se centran en lo positivo,

Con esa actitud, no solo es que los demás se darán cuenta de que estás preparada para amar, ¡sino que no te faltarán los candidatos!

19. Has superado tu última relación

Un día miras atrás y recuerdas esa relación pasada. Pero en lugar de sentir resentimiento o dolor, encuentras aceptación y perdón.

Necesitas aceptar dónde estás y empezar a hacer planes de futuro, pero para eso es imprescindible que el pasado no se convierta en una carga.

Deja a un lado todo lo negativo de tu "historia", y date la oportunidad de ser comprensiva con quien cometió errores. Cuando lo logres estarás en el camino de encontrar la siguiente.

20. No temes arriesgarte

Cuando inicias una relación con visos de que perdure tienes que tomar riesgos. No puedes crear un proyecto de vida en común si en cada paso del camino necesitas pensarlo y repensarlo todo.

Solo estás preparada para empezar una relación si aceptas el hecho de que conocer a alguien implica mostrar tus vulnerabilidades. Si la idea de que alguien pueda utilizarlas para hacerte daño te aterroriza sencillamente no estás lista aún.

El sufrimiento es parte del juego del amor, y cuando juegas tienes que aceptar todas las reglas. Unas veces saldrá bien, y otras no.

21. Tienes la mente abierta

Una mente abierta es clave para poder iniciar una relación con garantías de éxito. Muchas relaciones fracasan porque la gente se empeña en ponerles etiquetas, etiquetas que pueden hacer sentir incómoda a la otra parte.

La forma correcta de transitar ese camino es simplemente vivir cada experiencia con curiosidad y disfrutando de ella, tal y como sucede cuando visitas un país extraño y exótico.

Deja que las cosas fluyan, no te apresures por darle nombre a lo que puedas tener, y todo terminará por encajar donde debe.

22. No eres una marioneta

Otra señal de que una persona está lista para una relación sana es cuando toma una postura firme respecto a lo que quiere en una relación.

Aceptar sin quejarse cualquier regla o norma que el otro quiera imponer solo por el temor de perderlo es señal de que no tiene el necesario equilibrio emocional.

Respeta primero tus deseos y entiende que la otra persona tendrá los suyos, y que parte de la tarea de tener una relación consiste en encontrar ese punto intermedio en el que ambos estáis felices.

23 Te sientes a gusto en tu propia piel

La seguridad y la autoconfianza son claves para poder tener una nueva relación. No puedes avanzar si cada vez que piensas en estar con alguien crees que no vas a estar a la altura de sus expectativas.

Para atraer a los demás primero tienes que gustarte, tanto exterior como interiormente. Por eso es importante que tras una ruptura traumática no te abandones y dediques tus energías a reconstruir tu autoestima.

Necesitas estar a gusto con tu imagen y aceptar que no hay nada malo en tu personalidad, sino que simplemente no puedes agradar a todo el mundo.

Relacionados

pareja 03

22 señales claras que indican que le gustas a un hombre

¿No estás segura de sí le gustas a un chico?…
pareja 08

Mi pareja y yo no tenemos nada en común

Todos hemos oído eso de que los opuestos se…
pareja 09

¿Cómo saber cuando un hombre se está enamorando? 9 Señales

A muchos hombres les resulta difícil expresar sus…
pareja 26

Las 30 cualidades que tienen los hombres buenos

Encontrar a un buen chico es complicado, pero no…
pareja 10

Mi pareja me ha sido infiel ¿Qué hago?

¿Estás segura de que tu pareja te ha engañado?…
amigas

9 cosas que necesitas para tener éxito social

Todos hemos conocido a personas que encantan a…
pareja 15

4 Comportamientos que destruyen la mayoría de las parejas

Las relaciones de pareja pasan por diferentes…